Ideas falsas y realidades sobre pruebas

de audición



Ideas falsas vs Datos clínicos


Idea falsa: Los padres sabrán si sus niños tienen una pérdida auditiva cuando su hijo tenga 2-3 meses de edad.

Realidad: Antes de la prueba universal, la edad promedio de pérdida auditiva era identificada a los 2-3 años. Niños con pérdida auditiva leve a moderada no eran identificados hasta los 4 años de edad.

 

Idea falsa: Los padres pueden identificar pérdida auditiva al aplaudir con sus manos o haciendo sonidos fuertes detrás de la cabeza del niño.

Realidad: Los niños pueden compensar la pérdida auditiva. Ellos utilizan señales visuales como sombras o expresiones y reacciones de los padres, o pueden sentir la brisa provocada por el movimiento de las manos.

 

Idea falsa: No hay prisa para identificar una pérdida auditiva.

Realidad: Los niños diagnosticados cuando son mayors de seis meses de edad pueden tener retrasos del habla y lenguaje. Los niños diagnosticados antes de los seis meses no tienen retrasos y son iguales a sus compañeros oyentes en términos de habla y lenguaje.

 

Idea falsa: Los niños menores de 12 meses no pueden utilizar prótesis auditivas.

Realidad: Los niños de tan solo un mes de edad pueden utilizar y beneficiarse de prótesis auditivas.

 

Idea falsa: Las pruebas no son fiables y causan que muchos bebés sean referidos a especialistas.

Realidad: El promedio de referencias es bajo, como 5-7 porciento.